¿Cuánto necesitas?
1000
¿Cuándo
prefieres devolverlo?
días
35
  €
  €
  €
  €
  
Inicio > Finanse > AHORRO E INVERSIÓN > ¿Cómo puedo contratar un plan de pensiones?

¿Cómo puedo contratar un plan de pensiones?

🕒 Tiempo de lectura 5 min.

Los planes de pensiones son contratos por los cuales a través de aportes monetarios en plazos y cuotas determinadas a alguna entidad financiera que se dedique a prestar este servicio a cambio de contar con pensión a la hora de jubilarse.

Antes de avanzar debe entenderse que la pensión, aunque sea usualmente vinculada a la jubilación y en este artículo lo haremos así; existen muchas variantes y se pueden contar con pensiones en distintas situaciones.

Ampliamente debe entenderse las pensiones como beneficio económico al que da derecho la ley o un contrato a recibir a modo de apoyo por encontrarse en cierta situación. Suelen ser escenarios donde la persona se pueda encontrar en algún tipo de desventaja para valerse por sus propios medios y con esto apoyarla económicamente para que pueda mantener su calidad de vida.

Las pensiones desde el punto de vista de seguridad social, también se entiende como esos pagos recibidos por encontrarse en uno de los supuestos legales preestablecidos por las leyes para hacerse merecedor de la misma, y por lo cual se recibirán pagos periódicos.

El dinero que se usa para las pensiones es manejado por entidades financieras que cuentan con fondos para pensiones, bien sea la administración pública u otras para gestionar el dinero de quien adquiera el plan de pensiones debido a que el dinero aportado suele ser usado en reinversiones mientras la entidad le llega el momento de realizar el aporte al que se ha obligado para lo que en los contratos de los planes de pensiones se deben determinar todas las condiciones intervinientes como intereses o comisiones.

Se determina también una comisión encargada de controlar y velar que se cumplan las normativas establecidas en los contratos y leyes que rigen los planes de pensiones.

Un plan de pensiones propiamente dicho representa un producto financiero para ahorrar a largo plazo, existen gran cantidad de planes disponibles dependiendo de la entidad que lo ofrece, por lo que se puede decir que son productos financieros y sirven de garantía económica posterior a la jubilación.

Representa también una forma planificada de contar con los recursos necesarios para cuando el cuerpo o la mente no estén a su máxima capacidad, por lo que es importante tomarlo en consideración cuando aún se puede. O incluso, para cuando ya el deseo sea no continuar ejerciendo la profesión a la que se ha dedicado. Aunque, como son tan gran cantidad de productos, se propone opción para algunos el poder realizar retiros del dinero ahorrado.

Hay muchas opciones diferentes de acuerdo al producto o plan de pensión que haya adquirido para recibir su dinero ahorrado. Lo importante es conocer bien el reconocimiento de la entidad que ofrece el plan de pensión en caso de hacerlo con entidades privadas y escoger un plan acorde a sus necesidades y posibilidades.

¿Cómo puedo cobrar mi plan de pensiones?

Las formas disponibles para el cobro del dinero del plan de pensiones debe estar determinada previamente en el contrato y escoger como será su disposición cuando llegue el momento es una decisión importante desde el punto de vista de las implicaciones fiscales que se pueden tener de acuerdo a la forma de cobro que se use.

Se puede decir sencillamente que se puede cobrar los planes de pensiones en un único pago, en forma de cobranzas periódicas determinadas, de forma mixta o con destinatario a terceros de acuerdo a lo establecido. En el contrato se establecen los supuestos en los cuales se podrá proceder a los cobros de la pensión.

Y cuando llegue el momento del cobro debe considerarse las circunstancias en las que se encuentra, lo que espera hacer de ahora en adelante y tomar decisiones correcta que permita ayudarle. Es importante conocer que desde el punto de vista fiscal hay que estar muy al corriente, pues, como las pensiones son de carácter monetarias forman parte del tributo para ciertos impuestos como los ingresos por trabajos.

Motivo por el cual a la hora de tomar una opción de cobro, aunque la calificación pueda no verse afectada pues, de eso se cuidan al momento de ofrecer los planes o productos financieros, la escala de impacto puede ser mayor o menor de acuerdo a la cantidad neta que sea cobrada en un tiempo determinado.

La decisión de cómo realizar el cobro debe responder por lo tanto a las circunstancias personales y las necesidades, es importante organizarse conocer las cantidades e implicaciones tributarias de determinada forma de cobro que se pueda escoger.  La conveniencia de cobrar de una forma u otra siempre defenderá de la situación de cada persona pues todas las situaciones no son iguales.

¿Qué ventajas fiscales tienen las aportaciones realizadas a planes de pensiones?

Una de las mayores ventajas es que se reduce la cantidad de dinero a pagar por impuesto, pues se reduce el valor  de la base liquidable del mismo, es decir lo que se puede entender como las rentas anuales que se obtengan por el participante que están sujetas a tributaciones efectivas. Esto, por lo tanto, reduce el tipo de gravamen que pueda ser impuesto o se debe aplicar a la renta total.

¿En qué casos puedo recuperar el plan antes de jubilarme?

Esta es una duda muy común, pues existen situaciones en las que se puede necesitar cierta cantidad de dinero de la que no se disponga pero que haya sido ingresada como pago para el plan de pensiones.

Lo cierto es que estos productos como los planes de pensiones establecen sus supuestos para el momento en el que se hará posible el cobro del dinero ahorrado. Aunque también han ido agregando algunos supuestos extraordinarios o excepcionales en los que se puede hacer el cobro efectivo del dinero que se haya ahorrado en el plan.

Inicialmente, hay que entender que por ser productos de largo plazo, se hace imposible el cobro antes de tiempo del dinero ahorrado a excepción de tres supuestos extraordinarios preestablecidos también.

Uno de estos supuestos extraordinarios es el caso en el que exista una situación de desempleo por largo tiempo de duración. El segundo es una enfermedad muy grave y por último, el tercer supuesto es que permite el cobro del dinero aportado cuando se tenga a lo menos diez años de antigüedad. Este último supuesto fue agregado recientemente y se hace efectivo a partir del año 2025.

Artículos relacionados