Inicio > Finanse > FINANCIACIÓN > ¿Qué Es El Interés Compuesto?

¿Qué Es El Interés Compuesto?

🕒 Tiempo de lectura 2 min.

Si bien los términos económicos suelen ser algo complicados, especialmente para quienes conocen poco del tema, la verdad es que hay un término específico que casi todos conocemos, los intereses.

El interés o intereses generados por un instrumento financiero se refieren a una suma de dinero que resulta la ganancia de quien aporta un capital.

En el ámbito financiero existen diversos tipos de intereses, sin embargo los más populares son los intereses simples y los intereses compuestos.

¿Qué Es El Interés Compuesto?

Cuando se habla de un interés compuesto, nos referimos a una tasa que al final del periodo se sumará al capital original, incrementando y generando un nuevo interés para el siguiente plazo.

Esto solo sucede cuando al final del periodo no se cancela la deuda, en este caso lo acumulado pasa a ser parte integral del capital.

El interés compuesto es una de las formas de interés preferidas por las grandes entidades financieras que apuestan al retraso de las cuotas lo que los haría ganar más dinero.

Mientras que a su vez es una de las características financieras menos apreciadas por los usuarios que prefieres obtener instrumentos con tasa de interés simple.

Fórmula Del Interés Compuesto

Dada su evidente complejidad, es lógico que calcular este tipo de interés compuesto pueda resultar ser mucho más complejo que calcular, por ejemplo, una progresión de interés simple.

De hecho, puede ser tan complejo que decenas de bancos, instituciones financieras y consejeros del área crediticia han colocado en internet cientos de calculadoras ideales para calcular este interés.

Sin embargo, si deseas hacerlo por tu cuenta puedes usar esta fórmula.

1+i anual=1+i mensual12=1+i trimestral4= 1+i cuatrimestral3

(1+i Semestral) 2=(1+i diaria)365

Donde cada segmento de fórmula te permitirá obtener el interés compuesto que obtendrás dependiendo del tiempo de tu préstamo o depósito.

 

Un Ejemplo De Interés Compuesto

Si bien cualquier instrumento financiero puede traer consigo una tasa de crédito compuesto, puede que el mejor ejemplo sean los depósitos a plazo fijo.

Por ejemplo, cuando tú depositas un monto específico a plazo fijo durante 1 año no podrás obtener los intereses ganados hasta pasados el tiempo previsto.

Ahora bien, al vencerse el plazo tienes la opción de retirar tus intereses o contratar de nuevo el plazo fijo sumando los intereses al capital.

Otro ejemplo de capitalización de los intereses se genera cuando luego de vencido un giro de un préstamo los intereses en vez de ser cobrados por el acreedor son sumados al capital incidiendo directamente en los intereses que se generen en el siguiente periodo.

Al final, cuando obtengas un instrumento con una tasa de interés, que sin embargo están lejos de ser proporcionales al tiempo que tenga tu inversión o crédito.

Y si deseas calcularlos por ti mismo, debes tener en cuenta que puede que tardes un poco más de lo que pensabas, sin embargo con la práctica se volverá algo muy sencillo.

Artículos relacionados