¿Cuánto necesitas?
1000
¿Cuándo
prefieres devolverlo?
días
35
  €
  €
  €
  €
  
Inicio > Finanse > FINANCIACIÓN > Qué es el IRPF

Qué es el IRPF

Conoce los conceptos básicos y los fundamentos acerca de lo que es el IRPF y cómo debe ser aplicado
🕒 Tiempo de lectura 5 min.

Cuando una persona, empresa u organización obtiene ganancias anuales, es factible aplicar un impuesto sobre dicha ganancia con el objetivo de contribuir al sistema tributario de una nación y a los gastos públicos que se generan. Cabe destacar que este tipo de impuestos puede variar cada cierto tiempo según la legislación de ese momento. En este artículo vamos a profundizar a un poco más a cerca del IRPF, el cual es aplicado en España para el año 2019 y sus conceptos básicos.

QUE ES EL IRPF

El IRPF o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un tipo de impuesto que se aplica a los residentes españoles, independientemente de su nacionalidad, en función de las ganancias obtenidas.

Este tipo de impuestos es progresivo, es decir, que va aumentando según las ganancias de las personas, entidades u organizaciones. Mientras los ingresos sean mayores, el impuesto será mayor.

El IRPF en España grava la renta de los empleados y trabajadores, además de las actividades profesionales o empresariales. El impuesto se calcula en base a las ganancias, pérdidas y bases patrimoniales.

Tipos de IRPF

Las partes de la base imponible a la cual se le puede aplicar el IRPF son las siguientes:

  1. Rendimientos del trabajo: Se trata de las ganancias que una persona obtiene en función de su trabajo, siendo empleado de relación de dependencia.
  2. Rendimientos del capital mobiliario: Se trata de las ganancias que provienen de los bienes y patrimonios de un individuo y no están relacionados a una actividad comercial. Por ejemplo, el alquiler de una vivienda, arrendamientos de locales, entre otros.
  3. Rendimientos de actividades económicas: Consisten en las ganancias obtenidas por actividad comercial o económica por cuenta propia. En este tipo cuentan las ganancias que se obtienen gracias a la prestación de servicio, actividad deportiva o artística.

LOS TIPOS IMPOSITIVOS DEL IRPF

El impuesto de la renta de las personas físicas viene tipificado en función de lo que gana la persona, por tanto, al ser un impuesto progresivo, hacienda dividió los tipos de impuestos en tramos y le otorga un porcentaje a aplicar a cada sección. Los tramos se presentan en cinco variables y en función de su valor, se puede obtener el porcentaje de IRPF que Hacienda va a retener. Por tanto, el tipo impositivo IRPF asignado según el cuadro siguiente es:

Según el cuadro anterior, las personas que ganan hasta 12450 €, tienen una retención de IRPF del 19% sobre sus ganancias. Las que ganan entre 12450 y 20200 €, tienen una retención de impuesto del 24% sobre su ganancia. Si ganan más de 20200 pero menos de 35200 €, el porcentaje de retención vara a 30%. Una persona que gana entre 35200 y 60000 €, hacienda le retiene el 31% de sus ingresos. Mientras que los más opulentos, es decir, los que ganan más de 60000 €, hacienda le retiene el 45% de lo ganado.

Base Imponible (€) Porcentaje a aplicar
Desde Hasta
0 12450 19%
12450 20200 24%
20200 35200 30%
35200 60000 37%
> 60000 45%

CÓMO FUNCIONA EL IRPF

El objetivo del Ministerio de Hacienda con el IRPF es recaudar impuestos sobre la renta en función de todos ingresos recibidos. Los ingresos considerados son los salarios de los trabajadores, inversiones, ingresos de alquiler de viviendas, alquiler de locales, ingresos por apuestas, pensiones, indemnizaciones de seguros, entre otros.

Estos ingresos son agrupados por tramos o categorías, los tramos por ingresos del trabajo tributan de forma distinta con respecto a los ingresos del ahorro, ya que estas disponen de su propia escala de retenciones.

Una vez que la persona declara sus impuestos ante el ente de Hacienda, este organismo divide dichos ingresos en los ingresos por trabajo y de ahorro. Luego se restan los aportes que resultan de los planes de pensiones.

El monto final es el que será aplicado para el cálculo de la retención por IRPF, el cual va a depender de las circunstancias de cada individuo, tomando en cuenta el monto mínimo individual o familiar. Gracias a esto, las personas y las personas mayores de 65 años pagan menos en impuestos.

Por último, se deben restar las bonificaciones (como la compra de vehículos) y deducciones. De esta forma se obtendrá el monto final al cual se debe aplicar dicha retención.

Cálculo del IRPF a autónomos

En el caso de los autónomos, el IRPF también debe ser aplicado. Sin embargo, el tratamiento es diferente con respecto a los trabajadores y empleados, ya que los ingresos son distintos. Por lo tanto, el Ministerio de Hacienda ha establecido unas tablas fijas para el cálculo de retenciones según la actividad desarrollada:

Autónomos generales y profesionales: Se aplica una retención del IRPF de 15% a las facturas que emita el empleado autónomo. Autónomos actividades ganaderas y agrícolas: Las actividades de avicultura y engorde de porcino tienen una retención del 1%. Las actividades ganaderas y agrícolas tienen una retención del 2%.

Autónomos actividades forestales: La retención es del 2% de las ganancias en este sector. Nuevos autónomos: En el caso de los autónomos por primera vez, se le aplica una retención del 7% de sus ganancias en los tres primeros años de actividad. A partir del cuarto año, aumenta al 15%.

CUANDO SE PAGA EL IRPF

Todos los años debe pagarse el impuesto renta IRPF con el fin de declarar las ganancias obtenidas durante el año pasado y contribuir con los gastos públicos del Estado. Esta declaración del impuesto personal u organizacional para ingresar o pagar impuestos debe realizarse durante el período 1ero de mayo al 20 de junio. Casi siempre se dan prórrogas hasta el 30 de junio, sobre todo en el caso que se requiera que Hacienda devuelva impuestos que fueron cobrados demás.

Consideraciones finales

El pago del IRPF es un deber de todo residente en España. El prescindir de este deber o pagar fuera de prórroga pueda acarrear en multas e infracciones dependiendo del tiempo fuera del plazo estipulado. Por tanto, es importante hacer este pago al Estado, ya que, si no pagas, además de multas pueden aplicar la Ley General Tributaria que puede llegar a consecuencias legales.

Artículos relacionados