Inicio > Finanse > FINANCIACIÓN > ¿Qué Es La TAE Y Para Qué Sirve?

¿Qué Es La TAE Y Para Qué Sirve?

🕒 Tiempo de lectura 2 min.

A nivel financiero existen decenas de términos que por lo general no son de dominio común, pero que poseen gran importancia a la hora de entender incluso los instrumentos financieros más básicos.
Tal es el caso del TAE, lo que es igual a la Tasa Anual Equivalente.

¿Qué Significa TAE?


Con seguridad has escuchado sobre la TAE en múltiples ocasiones, sin embargo no es extraño que aún hoy no sepas a ciencia cierta lo que significa.
Según https://es.wikipedia.org/wiki/Tasa_anual_equivalente, la TAE o tasa anual equivalente es uno de los medidores o indicadores de rendimiento efectivo de los productos financieros, en un lapso de tiempo limitado a 1 año
Es decir, el TAE te permite saber con extrema facilidad el estado de tus finanzas colocadas en productos bancarios en un lapso de 1 año sin necesidad a que concluya este lapso.


¿En Qué Casos Se Utiliza La TAE?


Aunque el TAE ha sido aplicado en un sinfín de instrumentos financieros, son las hipotecas y los depósitos a plazo fijo los productos bancarios que mejor le sacan provecho
Aplicado en las hipotecas, la TAS facilita la comprensión tanto de los beneficios como de las obligaciones que adquirirá en posible cliente.
Así mismo, en los depósitos a plazo fijo, te ayuda a simplificar los beneficios que obtendrás, siempre en el lapso correspondiente a 1 año.


¿A Cómo Está La TAE?


La TAE no posee una marcador general o estático, de hecho, su tasa dependerá del producto del que se hable por ello resulta técnicamente imposible darle un valor general.
Sin embargo, existen marcadores que pueden darte una idea del valor de la TAE de acuerdo a los diversos instrumentos bancarios.
Por ejemplo, cuando se habla de depósitos a plazos fijos la TAE en España puede variar entre 10% y 4,5%, dependiendo del tipo de plazo que escojas.
En los casos de hipotecas y préstamos personales, calcular la TAE es mucho más complejo y dependerá en gran medida del lapso total de financiación, la cuantía y los gastos accesorios.


Consejos Aplicados A La TAE


Sin duda alguna, la TAE puede ser una de las herramientas más importantes a la hora de invertir en prácticamente cualquier instrumento bancario, eso sí, siempre que sea correctamente usada.
Lo ideal es que calcules la TAE cuidando el no incluir gastos administrativos, como los generados por la legalización o notaría, sobre el instrumento financiero, de esta forma obtendrás cifras más verídicas.
Así mismo es importante que tu cálculo sea en base a números reales, evitando en lo posible proyecciones.
Además es fundamental que tu cálculo se haga en base a la tasa de interés real ofertada por tu banco, así como el lapso máximo de tiempo del instrumento financiero que escojas.
Por último, recuerda que aunque puedes usar la TAE para cualquier instrumento financiero, lo ideal es que solo la uses en el cálculo de la rentabilidad de depósitos a plazo o hipotecas.

Artículos relacionados