¿Cuánto necesitas?
1000
¿Cuándo
prefieres devolverlo?
días
35
  €
  €
  €
  €
  
Inicio > Finanse > FINANCIACIÓN > ¿Qué tipos de contratos existen?

¿Qué tipos de contratos existen?

🕒 Tiempo de lectura 4 min.

El concepto de contrato se entiende como el acuerdo entre personas tanto naturales como jurídicas para la prestación de un servicio o bien, a entera satisfacción de las partes a cambio del correspondiente beneficio económico.

Entre los diversos tipos de contratos existentes, el referido al campo laboral merece referencia aparte por su condición al involucrar a empresarios y trabajadores, sectores importantes de cualquier sociedad.

El contrato Laboral 

La relación existente entre un empresario aportante de la fuerza financiera o capital y el trabajador que contribuye con la fuerza laboral o mano de obra, constituye la base fundamental de la aparición del contrato laboral.

Se perfecciona cuando un empresario oferta una labor determinada, bajo su dirección, organización y financiamiento, a una persona natural o jurídica la cual se obliga a ejecutar un servicio o bien a cambio de una remuneración económica determinada.

Generalmente los contratos laborales suelen ser celebrados por escrito, en ellos se especifican las obligaciones contraídas por quien presta el servicio,  condiciones tales como horarios, locación de los trabajos, los beneficios y remuneraciones e indemnizaciones del contratado por sus servicios.

Tipos de Contrato laboral

Por la amplitud de las relaciones laborales, existe variedad de tipos de contratos que regulan las normas a las cuales se someten las partes y en general se celebran en forma escrita, el cual firman en conformidad con su contenido.

Se fija fecha de inicio del contrato, en la mayoría incluye finalización del mismo, con excepciones, duración de la jornada parcial o completa, remuneraciones, salarios y beneficios conexos con la labor a prestar.

Entre los tipos de contratos más comunes empleados en la mayoría de los países signatarios de la Organización Internacional del Trabajo, para formalizar una relación laboral, establecen en sus legislaciones laborales los contratos “por tiempo indefinido”,  “temporal” y “de formación o práctico”, entre otros, como los de mayor aplicación.

Contrato por Tiempo Indefinido 

Este tipo de contratación representa el más idóneo en una relación laboral, brindándole mayor estabilidad y beneficios para ambas partes, la gerencia empresarial se beneficia al  poder contar con una plantilla laboral con motivación al trabajo, permitiéndole estabilidad, rentabilidad y planificación en el crecimiento de la empresa.

De igual forma, se obtiene mejoramiento a la productividad, por la confianza en la calidad del capital humano, en su formación profesional, permitiendo una mejor selección de los reemplazos cuando así ocurra.

Al trabajador se le permite mejorar en su capacitación y así puede acceder a puestos cualificados en la estructura empresarial para la cual presta sus servicios, esto se transforma en mayores beneficios contractuales, que le permite un mejoramiento de la calidad de vida y seguridad a su familia.

 La característica principal de este tipo es que su duración no está definida en el contrato respectivo, para que ocurra su disolución existen períodos de preaviso que dará la parte interesada la cual se ajustará a lo previsto en la legislación del trabajo.

El contrato indefinido también permite su aplicación en jornadas parciales y a distancia como los representantes de venta, viajeros comerciales y otros,   en los cuales su función no establece localización fija.

Aunque un contrato de tiempo indefinido no define  un puesto fijo, este último, aplicado en la mayoría de los puestos de trabajo en algunos entes gubernamentales, se le considera como el que más se acerca a un estabilidad laboral definida en los contratos colectivos.

Contrato Temporales 

Muchas áreas de las actividades económicas poseen periodos de mayor demanda de servicios laborales, estas brindan la oportunidad de la colocación de puestos de trabajo por el tiempo que dure su demanda.

Como consecuencia, la mayoría de las legislaciones laborales contempla en su estructura jurídica el contrato laboral temporal para proteger a empresarios y trabajadores en la consecución de un beneficio equilibrado.

Estos contratos laborales temporales tienen fecha de caducidad y puede tener varias modalidades en relación a su jornada, la cual puede ser horario parcial o jornada completa, tener una duración no mayor a los seis (6 meses) y en los países en que se aplica, puede renovarse una vez cada año que no implique continuidad laboral.

Una condición estipulada en la legislación laboral, es la creación de trabajos temporales, para desmejorar las condiciones de los trabajadores, aquellas empresas que ocurran en tales prácticas, comenten acciones fraudulentas penalizadas.

Los contratos laborales temporales son aplicados de manera frecuente en áreas como actividades recreativas temporales, área de las construcciones de obras menores, áreas agrícolas en periodos de siembra y recolección de cosecha entre otros.

Contrato de Formación o Práctica

Está dirigido a jóvenes entre los 16 a 25 años de edad, que requieran formación y práctica para el desempeño de un cargo  u oficio en el cual desee desarrollarse y adquirir los conocimientos y la práctica para su ejecución.

Es contemplado en la mayoría de las legislaciones laborales de los diferentes países, con el fin de permitir la formación y adiestramiento laboral, de jóvenes y profesionales que se incorporan al mercado laboral, así como la protección de los derechos laborales al primer empleo formativo.

Su implementación contempla contratación para el adiestramiento desde un mínimo de seis (6) meses y un periodo formativo de  hasta un máximo de tres (3) años, con horario parcial, que se ajusta a la carga académica requerida.

El salario para los cargos contemplados en contratos de formación o práctica, comprende  un porcentaje del salario mínimo nominal aplicado en la legislación laboral, así mismo se garantiza la estabilidad laboral que establece la ley sobre la materia en este tipo de contratación.

Como política de estado, en la mayoría de los países, los gobiernos crean incentivos fiscales a las empresas para la creación de empleos amparados bajo la figura de contratos de formación y práctica con doble propósito.

En primer lugar resuelve el problema de capacitación laboral y desempleo juvenil, en segundo término ayuda en la consecución del primer empleo a los noveles profesionales que no cuentan con la experiencia, la cual es generalmente un requisito previo para la oferta de trabajo.

Artículos relacionados