Inicio > Finanse > CUENTAS Y TARJETAS > Tipos De Tarjetas Bancarias

Tipos De Tarjetas Bancarias

🕒 Tiempo de lectura 2 min.

Sin duda alguna, en la actualidad poco instrumento financiero es tan ampliamente usado como las tarjetas bancarias.

Desde hacer las compras diarias hasta realizar consumos online, las tarjetas bancarias resultan vitales para la economía doméstica de hoy en día.

Sin embargo, pocos conocen a ciencia cierta toda la variedad de tarjetas que las instituciones financieras pueden poner a disposición, sus ventajas, funcionamiento y características.

Pero Primero ¿Qué Son Las Tarjetas Bancarias?

Son instrumentos físicos dotados de un extracto de información bancaria del cliente que permite disponer de los instrumentos financieros asociados a ellas.

Por lo general físicamente son piezas rectangulares de plástico resistente que poseen una banda magnética o chip donde se almacena la información codificada.

Aunque existen cientos de variedades de estas tarjetas, hoy en día solo se conocen 4 tipos principales.

Tarjetas De Débito

Son la variedad más común de tarjetas bancarias y por lo general son las ofrecidas a todo nuevo cliente en cualquier entidad financiera.

Su funcionamiento es muy simple, estas tarjetas suelen estar asociadas a una cuenta personal y solo podrás disponer del dinero que tengas en ella.

Son aceptadas en prácticamente la totalidad de los comercios del mundo y por lo general no poseen comisiones extra por su uso.

Son ideales para realizar retiros en cajeros automáticos aunque suelen poseer límites bajos de retiro por día.

Tarjetas De Crédito

Este tipo de tarjetas funcionan como una llave de préstamo entre el usuario y la institución bancaria, ya que con su uso el cliente está recibiendo un préstamo instantáneo.

De hecho, para usar estas tarjetas no requerirán mantener dinero en tus cuentas, el banco te proveerá del dinero que necesites siempre que esté por debajo del límite máximo que te otorgó.

Este préstamo suele pagarse en 12 o 24 cuotas mensuales, dependiendo de la institución, y el cliente posee la capacidad de elegir el monto a pagar cada mes mientras supere el mínimo pudiendo pagar la totalidad de la deuda.

Eso sí, las tarjetas de crédito generan intereses que pueden llegar a ser muy altos.

Tarjetas Revolving

Poco menos populares, esta variedad de tarjetas cada vez son menos usadas, sin embargo en algunos países siguen siendo bastante populares.

Su funcionamiento es muy similar al de las tarjetas de crédito, sin embargo, difieren en la forma en que se pagan las cuotas del dinero acreditado por el banco.

En este tipo de instrumentos el cliente no posee la capacidad de pagar la deuda total, de hecho, solo podrá pagar una fracciona asignada por el banco, lo que terminará generando mayores intereses.

Tarjetas Prepagadas

Cada vez más populares, estas tarjetas funcionan de forma similar a las de débito, sin embargo no se requiere que estén asociadas a una cuenta.

En la mayoría de los casos basta con que recargues la cantidad deseada de dinero a la tarjeta para que puedas disponer totalmente de ella de forma inmediata.

Hoy en día es ampliamente usada en el comercio electrónico.