Inicio > Wiki > V > Volatilidad

Volatilidad

es lo que varía la rentabilidad de un activo financiero respecto de su media a lo largo de un periodo de tiempo determinado.
🕒 Tiempo de lectura 1 min.

La volatilidad se refiere a la variabilidad y cambios fluctuantes del valor de los activos financieros en un mercado determinado, por ejemplo, se relaciona a los tipos de interés, la rentabilidad, el valor libros, entre otros.

La volatilidad es el término que mide la variabilidad de las trayectorias o fluctuaciones de los precios, de las rentabilidades de un activo financiero, de los tipos de interés y, en general, de cualquier activo financiero en el mercado.

   La volatilidad también se utiliza para calcular el nivel de riesgo de un instrumento financiero. Por eso en el contexto financiero se menciona instrumentos muy volátiles como las criptodivisas, las cuales tienden a subir de forma exponencial o bajar drásticamente. Los inversores que se dedican a estos instrumentos tienen que asumir altos niveles de riesgo.

  La volatilidad que a veces sufren muchos activos se debe a que su rendimiento en el mercado es poco conocido  por lo que necesita mucha más actividad y de ahí se genera la volatilidad. Sin embargo, existen otros riesgos que pueden asociarse al de volatilidad como los siguientes:

  El riesgo de liquidez se da cuando no es posible vender el activo volátil. Hay un alto riesgo de perder dinero en este tipo.

 También está el riesgo de emisor de la volatilidad, es decir si ocurre un problema grave en la compañía emisora del  activo, por ejemplo, una catástrofe financiera, una cesación de pagos, esto podría promover que todos los inversores vendan de forma masiva, lo que hundirá el precio del instrumento. En este caso, hay dos tipos de riesgos latentes, los generados por la empresa, por ejemplo mal manejo, quiebra, entre otros y los derivados del mercado, entorno político, social, económico.

   Los inversores cuando planifiquen sus negocios deben analizar los mercados de una forma integral, pues la volatilidad de los activos puede generar severas pérdidas. Esto también se asocia a la personalidad y tipo de inversor, ya que hay unos que son muy arriesgados y buscan grandes ganancias.